La pubertad es una etapa muchas veces ignorada y que ocurre justamente entre la infancia y la adolescencia, marcando el inicio de esta última. La también llamada preadolescencia es cuando nuestros niños y niñas comienzan con los primeros cambios, tanto físicos como psicológicos y emocionales, los cuales con frecuencia pasan desapercibidos.

A continuación tienes 3 cambios importantes que tendrán tus hij@s y que debes tener en cuenta:

  1. Los niños y niñas querrán pasar mas tiempo a solas, en actividades de su interés. No debemos preocuparnos por este comportamiento ya que este temporal. La “introspección” les ayuda a ir construyendo su propia identidad. Es importante el respeto de estos espacios, sin que se rompa la comunicación y los lazos afectivos. También se debe evitar el excesivo uso de aparatos tecnológicos como celulares, tabletas, televisión o consolas de juegos.
  2. Surgirán nuevos miedos. Niños y niñas comienzan a experimentar vergüenza y miedo a quedar en ridículo. Les importa mucho más lo que los otros piensan de ellos. Esto a su vez les hará preocuparse por su apariencia física.
  3. Habrán cambios de estado emocional. Van y vienen entre la alegría y la tristeza, la ilusión y la desilusión. Pueden ir de un extremo a otro, tratando de equilibrar la normal discusión interna entre lo que es y lo que será.

La etapa anterior a la adolescencia es un periodo difícil para el niño o niña, y muy importante en su desarrollo. Se está convirtiendo lentamente en un adolescente y posteriormente en adulto. Ya está viviendo diferentes cambios, y es importante la confianza, el respeto y la comprensión de su padre y madre.

Dar a nuestros hijas e hijos el acompañamiento adecuado durante la preadolescencia, les permitirá tener menos dificultades en la etapa adolescente.

¿Tienes hijos entre la niñez y la adolescencia? Te invitamos a compartir tus comentarios o inquietudes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *